MAN

Mis padres debieron de pasarse un divertido mes de Julio de 1963, o quizás fue un descuido…….el caso es que en Marzo del ’64, llegué yo, quisieran o no.

El pequeño de los 5 hermanos es algo que siempre conlleva muchos típicos tópicos. Aquí está un ejemplo de que todos ellos, a veces, son realidad.

Mi llegada, según me han contado, fue un ir y venir al “paridero”, (por lo visto, yo ya sabía que esto no era tan fácil como lo ponían), y mi resistencia a salir, hicieron el camino de casa a la clínica como el paseo nocturno por excelencia.

Eso sí, cuando decidí salir, lo hice como una pescadilla que se escurre entre los dedos, y en medio de un pequeño terremoto que sucedió en Madrid un 15 de Marzo. (de ahí el apodo con el que me llamaba mi abuelo: “Manolito terremoto”)

Casi toda mi vida ha transcurrido en Madrid. Dentro de una “buena familia” venida a menos. Mis abuelos madrileños, mis padres madrileños, así que gato puro nací, en pleno centro de  Carabanchel.

No sé si para todos mis hermanos fui una sorpresa, una alegría o un petardo nuevo que aguantar, pero la verdad es que de todos ellos, lo único que puedo decir es que nunca hubiera deseado otros. Dos hermanos y dos hermanas, así que por eso debí de salir yo así………..para que no se desequilibrara la balanza.

Antes de darme cuenta de que ya estaba en esta “pelota que da vueltas”, me vi en medio de muchos “locos bajitos” como yo, que iban en fila y que se pasaban el día jugando con la plastelina.

De toda mi infancia, lo único que puedo decir es que fue cachonda. Tener cuatro hermanos mayores hizo que nunca tuviera problemas para pasármelo bien.

Sólo echaba de menos una cosa…….un perro !!!!……pero eso se solucionó con los años. (ya os contaré).

Así pasaron los años, en un colegio de claretianos en el que estuve 13 años de mi vida. La verdad es que a ellos lo único que les puedo agradecer es que……………..no sé, no se me ocurre nada que agradecerles. Quizás algunas cosas que reprocharles, o muchas, pero en las cuales no quiero entrar. Así fue y así pasó.

Desde ese lugar de olores a intolerancia, pensé que quería seguir estudiando una carrera. Medicina es lo que decidí, pero en Arquitectura acabé. Una de mis grandes frustraciones. La selectividad fue la culpable de todo eso.

Pero aún así, contento con lo que hice. Me gusta el diseño, el arte, poder expresar de alguna forma la locura que llevo dentro, aunque sea en formas arquitectónicas quizás a veces poco comprendidas.

Y así es como me intento ganar la vida. Aún no he conseguido llegar a crear ese monstruo parido por mi, mezcla de infinitos materiales, pero no pierdo el empeño.

De mi vida sentimental, pues como todos……..dando tumbos durante muchos años. Hasta hace cosa de dos años, la primavera del ’98. Estando delante de esta cajita loca, un día sin darme cuenta, apareció ese que me iba a dar la estabilidad que necesitaba y que andaba buscando. Ese del cual nada tengo que decir más que gracias por haberme elegido, y del cual ya os habréis hecho una idea de cómo es por lo que os ha contado él mismo. Sí, ese ……… BAL.

Pues aquí estamos, y mucho nos queda por andar……..” Viaje hacia Itaca”. De eso soy consciente, y espero que en ese camino, a ti, que estas leyendo esto, lleguemos un día a conocer.

Siempre espero seguir metiendo cosas que contar dentro de este libro blanco que llevo conmigo.

Ya nada más, por ahora……..que hasta yo mismo me empiezo a aburrir de lo petardo que me pongo a veces. Para eso tienes nuestra dirección, así que si aún no te has saturado, escríbenos, y seguiremos con la historia.

Un beso para ti.

4 comentarios en “MAN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s